jueves, 17 de julio de 2014

89. LA EXPULSIÓN: UNA MUESTRA DE AMOR!


Adaptado de La Atalaya del 15 de Julio de 2011


Adaptada de La Atalaya (Edición de estudio) de Enero de 2013

9 comentarios:

  1. Jajaja, pero como que necesita correcciones no Katire? los dialogos estan al revez, y el ultimo no deberia ser globo de pensamiento, si no.. ¿como lo escucha la madre? Muy buena. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, sii, queda mas claro.

      Quiza la hija se fue con el hijo, eso le daria mas sentido a la historia jojo.

      Saludos.

      Eliminar
  2. Una muestra de amor?.Para nada.
    Llamar a esto amor me parece repugnante.

    ¿Tuvimos que echarlo de casa? Por favor! me dan nauseas, no es una forma de hablar.Me dan ganas de vomitar.

    ResponderEliminar
  3. Comico pero cierto... Para los testigos el dejar de ser TJ es PEOR que la mismisima muerte.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  4. Separar familias es una gran muestra de amor !! jajaja

    ResponderEliminar
  5. Estas cosas solo las promueven las sectas destructivas, como lo es la wt ahora jw org

    ResponderEliminar
  6. Dialogo real de hoy con una hermana:
    Hna: fulanita cometio inmoralidad..
    Yo: es normal entre los jovenes .. las hormonas los dominan etc..
    Hna.: pero es horrible
    . La van a expulsar..
    Yo: pero todo se puede arreglar.. peor es que tuviera cancer..
    Hna: prefiero que tuviera cancer y no que este expulsada..

    Y lo dijo convencida..

    Me dio pena

    Saludos kato
    Vigilante

    ResponderEliminar
  7. Es una pena ver cómo muchas familias se deshacen porque los hijos que piensan descubren que la organización de los testigos de Jehová ni siquiera tienen nada que ver con la Biblia. La emplean como excusa manejando textos sueltos. Estos hijos que se desasocian o los desasocian son malditos por el cuerpo gobernante, el cual pone por encima de hijos y familias a un dios cananeo que los judíos adoptaron como suyo (se le llamaba El y se le cambió el nombre a YHWH) y que en realidad no es más que una elucubración mental de los sacerdotes de Judá. A este dios que no es más que una utopía de la mente humana las familias que se aferran a los dictados del cuerpo gobernante le aman más que a sus propios hijos o padres o cónyuges. El fanatismo llega incluso a sacrificar la propia vida.

    ResponderEliminar